Tags

, , , , ,

self-esteem
Lectura de Hoy: Mateo 6:25
Vivimos en un mundo cruel e inhumano. Es difícil, por lo tanto, decir quien es bueno y quien no sirve para nada. Todo parece igual. Y comenzamos a pensar así sobre nosotros mismos; al final ¿qué somos? O, peor aún, nos sentimos rechazados, echados a un lado, ignorados.

Para mucha gente, la vida ha perdido el sentido. Entonces comenzamos a preguntar: “¿Valdrá la pena vivir? ¿Valdrá la pena ser un ser humano?”

¿Cuál es el problema? El problema es que nos hemos distanciado de Dios y, debido a eso, no encontramos ningún valor en nosotros ni en los demás.

Muchas personas viven a un nivel horizontal; nunca elevan los ojos hacia Dios; no creen en El ni experimentan su salvación. La fe en Jesús puede cambiar los sentimientos que tenemos por nosotros mismos y por los demás. El desánimo desaparece cuando aceptamos y comprendemos el amor y el perdón de Cristo hacia nosotros.

Hay un viejo proverbio que dice: “¡Si alguien te llama burro, no le des oídos. Si Dios te llama hijo, viste tu ropaje real!”

Jesús dijo que Dios cuida hasta de los pájaros. ¿Y no valemos nosotros más que los pájaros? Debemos confiar en Jesús, confiar y saber lo especiales que somos para Él y para los que nos rodean.

Ildefonso Torres